MATRIZ: Av. Quis Quis 15-83 y Shyris            • (+593) 3 2 84 21 60

SUCURSAL: Castillo 06-06 y Av. Cevallos      • (+593) 3 2 82 26 30

CORREO: info@opticambato.com

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black YouTube Icon
  • Black Instagram Icon

LA IMPORTANCIA DE UN BUEN DIAGNOSTICO

En ocasiones por desconocimiento o inexperiencia dejamos pasar por alto los síntomas de alerta que indican irregularidades en el funcionamiento del cuerpo, poner atención a todas las irregularidades podrá evitar males mayores.

Optómetra pediatrica de
OPTICA AMBATO

Cada día en la consulta se reciben  a familias que preguntan sobre la salud visual de sus niños; la inquietud común es, porque su hijo trae tareas mal copiadas desde la escuela.

 

Algunos padres, más específicos indican que sus hijos confunden algunas letras o se saltan palabras, otros, además “piensan” que su hijo tiene Dislexia, y al preguntar si se lo diagnostico un profesional, usualmente  contestan que sí.

 Pero, luego de indagar a profundidad,  se descubre que estos profesionales no han realizado estudios de imágenes (Resonancias, mapeos, etc) que puedan avalar la existencia de la dislexia. Y es que no se puede diagnosticar a un niño con problemas de lectio-escritura sin saber si su oído y su visión están en perfecto estado. La mayoría de niños con problemas de escritura y lectura requieren lentes y terapia visual.

Al realizar un examen visual, no podemos  limitarnos  a saber ¿qué medida tiene y cuánto ve?, Sino, considerar al Ojo como parte del cerebro, hablando entonces de evaluar el Sistema Visual y verificar: 

  • ¿Cómo funciona? 

  • ¿Cómo ve? 

  • ¿Cómo percibe las imágenes? 

  • ¿Cómo proyecta aquello que ve? 

  • ¿Cómo responde a lo que ve?

El aprendizaje escolar en nuestro medio se basa en 2 sistemas de enseñanza, uno a través de la lectura y otro a través de la escritura. Pero si el niño no puede ver, ¿cómo puede escribir?

Del 100% de la concentración que se usa en el aprendizaje, al existir un problema visual, el cerebro ocupa el 80% de esa concentración para intentar ver y deja apenas el 20% para rendir académicamente

Muchos, en el aula, se acercan al pizarrón, copian del compañero, otros se dedican a molestar, hablar, jugar en clase y finalmente otros, se mantiene en silencio sin hacer nada. 

 

En nuestra consulta podemos detectar desde el 1er año de edad si tu niño puede presentar alguna alteración visual.  

 

Ven, consulta con tu especialista en optometría pediátrica y sal de dudas, el aprendizaje de los más pequeños está en tus manos. 

¡NO TE ARRIESGUES!

  • Facebook - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle